WHYNAK

Técnicas para meditar si no tienes tiempo

Osho

  1. Meditación Gibberish para deshacerte de la basura mental. 

Intenta practicar esta técnica por las noches antes de dormir. Apaga las luces, siéntate en la cama dispuesto a dormir, pero quédate 15 minutos sentad@. Cierra los ojos y empieza a emitir un sonido incomprensible, por ejemplo “la la la”, y luego espera a que la mente te sugiera otro sonido. Este método es muy antiguo y maravilloso, uno de los más profundos y de los que más penetran en el inconsciente. Cuando pasen los 15 minutos ponte a dormir, tu sueño será mucho más profundo, y al cabo de unas semanas notarás que tu sueño es más profundo, y por la mañana estarás completamente recuperad@.

  1. Empieza el día riéndote.

No abras los ojos, nada más despierta, y cuando sientas que ya no tienes sueño, empieza a reírte en la cama. Los primeros 2 o 3 días te costará un esfuerzo, pero después surgirá solo y será como una explosión. Al principio es difícil porque te hace sentir idiota, y pensarás ¿de qué te estás riendo? No hay ningún motivo, poco a poco te sientes tan tonto que empiezas a reírte de tu tontería, y luego la risa se apodera de ti. Es irreprimible, te ríes de lo absurdo de la situación. Más tarde puede que alguien se empiece a reír, y eso te ayudará. La risa es contagiosa.

  1. Un mecanismo para centrarse.

¿Cómo se puede hacer? Hay una técnica muy sencilla que al principio puede parecer difícil, pero si lo intentas será cada vez más fácil. Consiste en hacer solamente lo que te guste. Si no te gusta hacer algo, no lo hagas. Pruébalo, porque la diversión es algo que surge de tu centro. Si haces algo y no te diviertes, te desconectas de tu centro. Si vas caminando por la calle y te das cuenta de que no lo estás disfrutando, déjalo, significa que no tienes que hacerlo. Si estás comiendo y te das cuenta de que no lo estás disfrutando, déjalo; hacer algo que no disfrutas es torturarte, es violento. Esta es la clave, cuando te diviertes con algo estás centrado, y cuando no te diviertes pierdes el centro.

  1. Correr, hacer footing y nadar.

“Aprende a fundir tu cuerpo, tu mente y tu alma. Busca la manera de funcionar como una unidad, esto es lo que les ocurre muchas veces a los corredores. Quizás pienses que correr no es una meditación, pero los corredores suelen tener enormes experiencias meditativas. Y se sorprenden, porque no lo estaban buscando. ¿Quién pensaría que un corredor está buscando experimentar a Dios? Sin embargo, ocurre. Y ahora correr se está convirtiendo cada vez más en un nuevo tipo de meditación”. 

Fuente: Osho, Meditación para Gente Ocupada (2014).

SuscribeteRecibirás las ultimas noticias y promociones de Whinak
SuscribeteRecibirás las ultimas noticias y promociones de Whinak
Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarte?
Powered by